martes, 26 de febrero de 2008

El debate

Lo que importa no es tanto quién tiene moralmente la razón o está equivocado; o quién miente o dice la verdad; lo importante es movilizar la opinión pública hacia uno u otro bando con la fuerza suficiente para impedir el estallido de venganzas de sangre a gran escala.

Un ejemplo clásico de cómo se puede alcanzar esta movilización independientemente de los principios abstractos de la justicia es el duelo de canciones entre los esquimales centrales y orientales. Aquí, es frecuente que un hombre afirme que otro le ha robado su esposa. La reconvención consiste en que ella no fue raptada, sino que se fue voluntariamente porque su marido "no era lo bastante hombre" para cuidar bien de ella. La cuestión se resuelve en una gran reunión pública que se podría comparar con un tribunal. Pero no se escuchan testimonios en apoyo de una u otra versión de por qué la esposa ha dejado a su marido. En vez de ello, los "litigantes" se turnan para cantar canciones insultantes contra su adversario. El "tribunal" responde a cada actuación con diferentes grados de risas. Finalmente, uno de los cantores se pone nervioso y arrecian los gritos y abucheos proferidos contra él -incluso sus parientes pasan momentos difíciles para no reir.















(Bibliografía: Marvin Harris, Introducción a la antropología general, Alianza Editorial, pp. 453-454)

1 comentario: