sábado, 3 de mayo de 2008

Del amor y de otras inquietudes


Del amor y de otras inquietudes

tratan las líneas

que escribo cuando ni estoy trabajando

ni tocándome las narices.

Pero ahora no hay amor,

parece que lo esquivo,

y parece que no hay otras inquietudes

que me den materia alineable.

Todo son putos poemas

autoalusivos.

2 comentarios:

  1. La cuestión es mantenerse en forma para cuando haya algo menos autoalusivo que escribir. Si uno deja de escribir del todo termina por no escribir tampoco cuando hay por qué hacerlo. Seguro que hay alguna metáfora apropiada, pero ahora no se me ocurre, por falta de práctica.

    ResponderEliminar
  2. La autoalusión es la leche. Sea en los ensayos de Douglas Hofstadter en Metamagical Themas

    http://en.wikipedia.org/wiki/Metamagical_Themas

    o en la canción Don't download this song de Weird Al Yankovic

    http://www.youtube.com/watch?v=32wmepTVM3I

    o en el acto mismo de la masturbación (o la paja mental, también), la autoalusión es uno de los temas más importantes en lógica.

    http://csli-publications.stanford.edu/site/1575865165.html

    En último término, un universo finito es necesariamente autoalusivo. Uno infinito posiblemente también, pero para los universos infinitos la autoalusión quizá sea indemostrable. Esto de los universos finitos autoalusivos se me acaba de ocurrir a mí, así que voy a tener que firmar el comentario. Manda narices.

    ResponderEliminar