jueves, 3 de julio de 2008

Orgullo gay.



El nuestro es un amor de piernas
debajo de las mesas,
es el latido de otra sangre a través
de las venas, de la carne, de la piel,
los pantalones. Es la emoción de saber
que el otro sabe de frases y de miradas
y de caricias de los que los demás no saben.
Es un amor de presencia en forma de presión
en la rodilla, mientras los otros hablan, siempre
de otras múltiples, variadas, pero siempre otras,
cosas. El nuestro es un amor de pierna
derecha contra izquierda, o viceversa,
pero por fuera; es uno de sentarse juntos,
porque no nos dejan estar solos, enfrentados.
Es el nuestro un amor de los dos unidos frente al mundo
como si fuésemos tan sólo uno,
porque en la práctica lo somos,
no cabe nada entre tu pierna y mi pierna,
unidas por amor como siamesas que compartieran
amor y medias.
El nuestro es un amor
de piernas, un amor loco-
motor, de lo más lógico,
aunque algunos no lo entiendan.

4 comentarios:

  1. Siempre tiene que haber algún anónimo inmaduro diciendo la graciosada, joder. Así nos va en la comunidad anónima.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dijo San Pablo: "el Amor no pasa Nunca". PABLITAINA.

    http://lullabycuracontraelinsomnio.blogspot.com/

    El Amor es paciente, el Amor es afable, el Amor no se irrita, el Amor no lleva cuentas del mal, el Amor disculpa sin límites, el Amor cree sin límites, el Amor espera sin límites, el Amor aguanta sin límites, EL AMOR NO PASA NUNCA, el Amor no tiene envidia, el Amor no es egoísta, el Amor todo lo sufre, el Amor todo lo soporta, EL AMOR NO PASA NUNCA.

    Y da igual de donde venga porque el AMOR NO PASA NUNCA.

    ResponderEliminar