sábado, 6 de febrero de 2010

Como dos enamorados interrumpiendo un beso.


Ni ahíto ni embriagado,
dejo de leer.
Como dos enamorados interrumpiendo un beso.
Pues la felicidad no existe si no es
yendo o viniendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario