martes, 26 de octubre de 2010

Sí, sí; sí, lo reconozco...


Sí, sí; sí, lo reconozco,
no sé sobre qué temas va a versar este poema,
es un literario experimento y éste su prolegómeno,
como cualquier tintero es un intento en potencia.

Comienza "sí",
porque leí una vez que es negativo
comenzar "no",
de todas formas el "no" aparece,
son cosas mías,
al periquete, en la segunda línea;
o verso,
si es que termina siendo esto
poesía.

Además, creo yo
que es mejor
que un poema empiece "no",
que que un poema no
empiece.
No pongamos tanto problema
a la ilusión,
es solo tinta voluntariosa,
y cuando la voluntad es buena
vuela polilla entre mariposas;
problemas (o problemillas)
entre poemas.

1 comentario:

  1. Un soneto me manda hacer Violante, que en mi vida me he visto en tanto aprieto; catorce versos dicen que es soneto, burla burlando van los tres delante. ...

    ResponderEliminar