domingo, 30 de enero de 2011

La de Dios es Cristo.


Que Tú existes
no lo podemos saber
y por eso se supone que tenemos que creer.
Bien, yo lo creeré
si insistes.

1 comentario:

  1. Hola, ya estoy dando vueltas por aquí, encantada... He hecho un alto en el camino porque esto me ha gustado especialmente.
    Hasta pronto!

    ResponderEliminar