lunes, 7 de marzo de 2011

Constante gravitatoria.


Si a un satélite le quitan el planeta
en plena noche
ni se entera.
Los satélites se creen que el movimiento es rectilíneo,
aunque parezca una órbita.
Y no seré yo quien se lo niegue,
cada cual tiene derecho a definir lo que es la recta
en su universo.
Pero se nota cuando un satélite se aleja
de su planeta para siempre.
Se sabe cuál es el planeta de la pareja.
El planeta se queda donde está,
pero el satélite
no sabe a dónde va.

2 comentarios:

  1. Qué bien leerte de nuevo. Tu poema obliga a imaginar satélites por ahí perdidos; igual algún día se asocian formando un planeta sólo de satélites, ;-)

    ResponderEliminar