lunes, 4 de abril de 2011

Mientras lo alumbre el día.


Como las sombras de las aves migratorias
cruzando Europa
sobre las carreteras y sobre los tejados
sobre los caminos
y sobre las personas,
atravesando propiedades,
traspasando fronteras,
creciendo y menguando
vertiginosas, remontando
sin esfuerzo acantilados;
apoyándose en el agua y en la tierra,
en línea recta, insensibles
a la orografía, a la agrimensura,
surcando el suelo
mientras lo alumbra el día,
yo te quiero.

3 comentarios: