lunes, 23 de mayo de 2011

Last night in Twisted River.



Like Santa Claus,
Paco Cascos is coming
to town.

To the city of Oviedo,
pa´ ser exactos.

Paco Cascos, come on,
qué miedo.

Paco Cascos is coming,
Paco Cascos is back,
come, ohno,
don´t fuck
me, shut up!

¡Calla oh!
¡Nomenó!
¡Nun fai falta otru fartón!

4 comentarios:

  1. Nos sacamos de encima a un farton para meter a otro, con la misma cara de idiota y de incompetente. Agarrémonos los machos que ahí vamos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Señaldá de Areces?, ¡JAAAAAAA!

    Asturias no es una CC.AA que se ajuste a parámetros Viscontinianos; aquí es necesario cambiar, aunque sólo sea para avanzar un milimetro.

    Igual desde tu ático de Fuencarral ves las cosas de otra manera. Idealizadas por lo que parece, pero aquí apestaba.

    ResponderEliminar
  3. Los anónimos se parecen a los pimientos de Padrón en que unos (se) pican y otros non. Así que no sé si merece la pena ponerme a explicar la falacia del falso dilema a un anónimo. Digamos que de los dos que hay encima de mi comentario hay uno que la entiende y otro que no. El que no la entiende tampoco sabe que cuando se usan letras repetidas en siglas es para indicar plural. Curiosamente parece ser un experto en otras cosas. Lo de mencionar la obra de Visconti atribuyéndole esa postura al poeta se conoce como la falacia del hombre de paja. Y hablar del ático de Fuencarral es un intento de desviar la atención de su (falta de) argumento para llevarla a un ataque ad hominem. El ja del principio, por otra parte, es tan infantil que no cuenta ni como falacia. No sé si ese comentario fue una opinión política o los deberes de una clase de retórica. Lo que sí sé es que hay gente que escribe lo que piensa y lo firma, y otro tipo de gente que insulta anónimamente. Y ese último tipo a lo mejor debería preguntarse por qué apesta donde están ellos. Una pena que los olores no se vean en el espejo.

    Y que conste que no voté ni por Areces ni por Cascos. Lo digo por si acaso.

    ResponderEliminar
  4. Mi correo electrónico es plcortina@gmail.com

    Los que quieran hablar con el autor de este blog pueden enviar sus sugerencias, quejas, insultos, opiniones sobre mi piso, mi aliño indumentario, mi dieta o mis horas de sueño (firmadas, como corresponde a aquellos que no son unos rufianes) a esa dirección. Así a algunos les contestaré con amabilidad y premura y a otros los etiquetaré como spam, como pueden hacer ellos conmigo si les apetece.

    La política de admisión de comentarios es la siguiente:

    El blog es mío y en él publico lo que quiero según el momento del día o mis vericuetos sentimentales. Pero, en general, si los comentarios no vienen firmados y el que los escribe me conoce, deberán ser elogiosos o mostrar un especial ingenio para verse admitidos. También publico los que por su estrechez y zafiedad mueven a risa y retratan la amargura de quien los hace, pero esto solo lo hago por el bien de esos miserables, para que cuando se lean iracundos tengan la oportunidad de arrepentirse.

    Gracias a todos por leerme.

    ResponderEliminar