viernes, 23 de septiembre de 2011

Cara rara



Raras, las caras,
si no sabes,
a primera hora en la ciudad,
por ejemplo en el metro, o en el atasco
rápido.
Si no sabes ponerlo en su contexto.
Las caras raras
de los trabajadores bien vestidos,
de maletines negros, de corbata,
zapatos
de cuero, caras
de cuero,
como perplejos.
(No es la hora
tan temprana)
(no es
solo la hora).
Perplejo el gesto.

De los trajes con trabajadores dentro,
su sueldo puesto, su puesto,
supuesto
traje. Su miserable
manejo de, sí, su tiempo.

Oyendo las deco-radios.

Mientras en los colegios,
sinceridad humana mutilada
como pies de mujer china, como
clítoris sahariano,
como bonsai, como seto,

lágrimas desoídas,
llantos amortiguados,
lógicas de asfalto.
Guarderías.
Los barrios



huecos.



Repitiéndose, las noticias
calmando la locura de estar quietos
(en el atasco, pero
en las cafeterías, las oficinas,
el metro, por ejemplo).

El inefable afeitado.
(La afeitadora eléctrica, la radio,
el ladrón. El ruido higiénico.)

Gafas de ver lo pequeño,
perplejo el gesto,
la hora temprana,
las caras raras,
la ciudad
rápida,
el silencio,
la dirección contraria.
Reloj, espejo,
cara
de olvidar algo.

...

Perplejo.

5 comentarios:

  1. Cara de olvidar que la vida es algo más que un puesto,
    que un supuesto traje...

    Por cierto:
    "Mientras en los colegios,
    sinceridad humana mutilada
    como pies de mujer china, como
    clítoris sahariano,
    como bonsai, como seto,"

    Grande...


    Salud!

    ResponderEliminar
  2. sí, tenemos caras raras por la mañana...

    ResponderEliminar
  3. Me temo que algunos las tienen siempre.
    Precioso recorrido visual.

    ResponderEliminar
  4. Qué exacto y bestia esto:

    Mientras en los colegios,
    sinceridad humana mutilada
    como pies de mujer china, como
    clítoris sahariano,
    como bonsai, como seto,

    lágrimas desoídas,
    llantos amortiguados,
    lógicas de asfalto.
    Guarderías.
    Los barrios



    huecos.

    ResponderEliminar