miércoles, 21 de septiembre de 2011

Poesía pírrica




Cuánto hay que llorar
para enarbolar una sonrisa,
para recordar riendo todo
lo que nos llegó a llevar
al llanto.

Todo el tiempo el tiempo
pone a cada uno en su lugar…

lloro en el presente
río en el futuro, quizá
solo es cuestión de perspectiva:

la risa es recordar queriendo aquello que uno olvida.

7 comentarios:

  1. jo, faltaste y estuvo tan bien lo que te dedico Beatriz...

    ResponderEliminar
  2. Otro poema acongojante y sin anestesia.
    Te echamos de menos
    abrazo

    ResponderEliminar
  3. La foto me desconcierta. Lena.

    ResponderEliminar
  4. Que sencilla y elegante. Y que redonda. Me parece digna de las mejores plumas castellanas. Y musicalizarla sería... rizar el rizo.

    ResponderEliminar