sábado, 8 de octubre de 2011

Techos




Buscando un techo, el joven español
le preguntó a sus padres
y le dijeron: "búscate otro,
ya tienes treinta años."
Le preguntó a su jefe, quien le dijo
"yo te cobijo todo el día,
pero la noche te la pagas con tu sueldo."
Buscando un techo, el joven español
entró en un banco.
"Señor banquero, las noches son muy frías
y no tengo dinero para un techo;
tal vez, si yo se lo devuelvo poco a poco,
podría usted ayudarme".
Y el banquero, sonriendo, le repuso
"búscate un socio, cásate con él
y ya veremos".
Y el joven español así lo hizo y entre su socio y él
fabricaron un techo invisible para sus vidas
y, sobre éste,
el banquero construyó
su edificio.

4 comentarios:

  1. Ahhh, que bonito es vivir, y ser joven y español, y que bonito con un socio fabricar un techo mágico, por invisible, sobre el cual permitir amablemente a alguien construir encima algo más grande; ya sabes, colaborar con algo más grande que uno mismo. ¡Ay la vida! ¡Ay no hay parangón! Ay...

    ResponderEliminar
  2. :) Tenemos el video en nuestro poder de la actuación de ayer, uajajajaja^^ Me encanta (Por cierto, el símbolo del santader parece un poco una caqueta de Arale http://pan.priceminister.es/photo/506893969_M.jpg)

    ResponderEliminar