domingo, 5 de abril de 2009

O quizá no respiraba.



Ya basta de palabrería.
Yo busco el alero de un tejado
al menos, para la lluvia.
Un trozo de pan
o unos calcetines secos,
y mientras tenso mis trampas de ratón
en el desván
las mujeres me olvidan,
los hombres extravían mi teléfono.

Hoy al despertar he descubierto
que habían pintado un grafitti sobre mi cuerpo dormido
sin percatarse de mi respiración
o quizá no respiraba.
En dos colores habían trazado sobre mi cara otra.
Sobre mis manos otras.
Al levantarme pude ver claramente de reojo en la pared
la silueta impoluta de un camaleón
y quise no ser yo.
Pero es que hoy hay tanto tráfico otra vez
que no he tenido tiempo de desayunar
antes de irme de casa
ni de mirarme al espejo.

2 comentarios:

  1. Otro dia te levantarás y notarás que sientes un extraño peso en la cabeza, con cautela alzarás las manos para ver de que se trata y tocarás una corona. De reojo mirarás tu silueta en la pared y verás un lagarto. Resulta que te habrás convertido en el rey lagarto.Te asomarás a la ventana y esta vez gritarás a toda la ciudad......... "Yo soy el rey lagarto,yo armo y desarmo."

    ResponderEliminar
  2. jim morrison, franz kafka...? no sé. como metáfora de lo que vivimos este siglo me convence más el camaleón involuntario que el lagarto monárquico o la cucaracha angustiada. sobre todo porque el camaleón deja claro, mejor que los otros dos, que no va a haber resolución dramática, que mañana estaremos en las mismas. bienvenidos al siglo xxi. welcome to the desert of the real, como decían en the matrix.

    ResponderEliminar