Entradas

Arte

Imagen
(para el  ESTIVAL DE POESÍA  aleatorio2021) Arte es hacer algo.  Caer como la lluvia cae, y ser lluvia, no es arte, no es hacer  algo ser lluvia entre la lluvia. Aunque la luz traspase a la gota y se refracte y salgan rayos y parezca que es precioso, no es precioso, es lo normal, ocurre siempre siempre que llueve un poco y un rayo rectilíneo de luz se parte en infinitos rayos, en infinitas longitudes de onda, o colores, o como tú quieras llamarlos. No es hacer algo hacer una presa en mitad del bosque en un riachuelo, modificar  una corriente, si eres un castor. Si eres un castor es lo que haces, presas, modificar los cauces de riachuelos, como las piedras. Las piedras no hacen algo, ni los castores, ni los peces, aunque interfieran en los cauces, son partes del cauce,  aunque tú nombres sus partes, son partes del cauce, no hacen tus nombres que hagan algo. Si miras una rueda y dices “velocidad angular” la rueda gira, si no lo dices gira, también, eso hacen las ruedas, ser ruedas, girar

galaxias menos

Imagen
El técnico del Hubble  al que le deja la novia y se le cae una lágrima en el espejo del telescopio   el día antes del lanzamiento,  y él sabe que la lágrima detiene el lanzamiento, y como lo sabe  se lo calla.  Y se lanza. Y el espejo en el espacio se deteriora con grietas minúsculas,  por culpa de la lágrima.  Y al enchufarlo en Houston a la red y darle un ingeniero al play  el espejo  no da la talla.  Y se ven un trillón de billones de millones, de miles, de centenas, de decenas, de unas,  de ningunas galaxias menos que valen lo mismo que la lágrima del técnico.

A-76

Imagen
A-76 se desprendió de su casa materna, en la Antártida, grande como Mallorca. Su tamaño le convenció para ser una isla como otras, tropicales, frondosas, cercanas al Ecuador o totalmente ecuatoriales; o como aquellas habitadas por dioses, como Eubea, o Chipre, o Creta ¿que podía A-76 saber del calor? No sabía nada. Pensaba que todo el calor era su grieta con la Antártida, nadie, ni siquiera un iceberg, puede soñar que el mundo albergue tanta agua. Así partió la montaña de hielo en dirección al Norte cosquilleada por Coriolis. Se diluyó como los hombres que ven su vida arder fabrilmente cada día en una corriente fría que es la Antártida, que llora.

ye lo que hay

Losa mental. Aparato crítico, espiritual, ideal, o como quieras llamarlo que se impone a la materia y la aplasta. Solo la materia puede resultar aplastada, nunca la idea. La idea no ocupa espacio,  el saber no ocupa lugar, etcétera. A mí me pasa. A mí me pasa que mis ideas me aplastan, no yo a mis ideas.  Y mi esencia es ese aplastamiento en mi materia.  Así mi materia sabe que es mía, así yo sé que soy, y soy yo. Una especie de obstáculo para la idea del que mis ideas surgen envalentonadas. Un lastre, o un diezmo de todo pensamiento cosechado en mi materia. Una deuda ante la tierra. Y no es posible no pagar, porque en el fondo no es deuda. Tal vez sea un intercambio por la energía que encierran los átomos. Tal vez sea un intercambio, un freno, la fuerza normal, que se opone a toda fuerza. El mundo es un revoltijo de suma cero y lo sabes, como diría Julio Iglesias. El mundo es un revoltijo de suma cero y tu negatividad, tu resistencia ante el abandono cósmico, resta una suma muy alta.

#salvemoslanavidad

Imagen
  La Navidad llega como las cosas que llegan sin esperarlas. Como la hiedra que cubre los muros a su ritmo como la nieve que cubre la hiedra. La Navidad llega como un virus. Y tú estás viendo los anuncios apocalípticos de La Lotería o del turrón que vuelve y quieres volver, es normal. Pero el virus respira en tu sangre. Tu sangre, que no se distingue de la de tus padres y tus abuelos y tus tíos que aún están bien y se ríen y disfrutan el vino. Tú quieres volver como el árbol y los villancicos. Tú quieres volver como el belén y el vino y el turrón y La Lotería. Como el sorteo de los huérfanos cantarines. Porque nunca te toca y no crees que 2020 sea el año.

los últimos siglos

Imagen
  Los griegos del último siglo oscuro estaban hasta los huevos de la oscuridad, la religión, la locura, la destrucción de tantos siglos. Quisieron cambiar por que ya tocaba. Ya se habían probado las vías todas del individualismo, las guerras ganadas, el sufrimiento sin castigo. Se hicieron ilustrados porque la luz brota de la nada, y ya no se veía un pijo. Y llegó la filosofía y la ciencia y la técnica y la academia y la democracia. Y llegó mucho después tras un apagón otra ilustración de secularización y de matemática. Y llegó la literatura y la historia y la economía y la hermenéutica y la física cuántica. Y empezó a deslumbrar tanta luz nuclear y llegó el vértigo y el fascismo y el endiosamiento. Y la perfección. Y anochece en el mundo y los griegos del último siglo lúcido tenemos sueño.

x2

  Te lo voy decir dos veces Te lo digo otra vez te repito lo que te digo te lo repito. Porque a la primera porque a la primera vez no lo entendiste. No lo entendiste, no y mira que te lo dije. Te lo dije, pero ni puto caso. Ni puto caso. Estoy bastante harto de ti y de mí y de nosotros Estoy bastante harto de ti y de mí.