Entradas

los últimos siglos

Imagen
  Los griegos del último siglo oscuro estaban hasta los huevos de la oscuridad, la religión, la locura, la destrucción de tantos siglos. Quisieron cambiar por que ya tocaba. Ya se habían probado las vías todas del individualismo, las guerras ganadas, el sufrimiento sin castigo. Se hicieron ilustrados porque la luz brota de la nada, y ya no se veía un pijo. Y llegó la filosofía y la ciencia y la técnica y la academia y la democracia. Y llegó mucho después tras un apagón otra ilustración de secularización y de matemática. Y llegó la literatura y la historia y la economía y la hermenéutica y la física cuántica. Y empezó a deslumbrar tanta luz nuclear y llegó el vértigo y el fascismo y el endiosamiento. Y la perfección. Y anochece en el mundo y los griegos del último siglo lúcido tenemos sueño.

x2

  Te lo voy decir dos veces Te lo digo otra vez te repito lo que te digo te lo repito. Porque a la primera porque a la primera vez no lo entendiste. No lo entendiste, no y mira que te lo dije. Te lo dije, pero ni puto caso. Ni puto caso. Estoy bastante harto de ti y de mí y de nosotros Estoy bastante harto de ti y de mí.

Es claro que se da

Imagen
  Las leyes de la física han producido vida, pero la vida no viene de las leyes de la física. Es claro. Si quieres plantar vida has de prepararle un mundo con sus leyes. Las leyes son de la vida en este mundo. La vida surge si se da la ocasión y no otra de la vida. ¡Qué maravilla ser vida y saberlo! No. Es que se da.

Igual a cero

Imagen
  El mundo se enfrenta a un antimundo y permanece constante la suma aquí de atrás a adelante y allí de adelante a atrás. Y cuando miras un espejo te ves a ti reflejado pero eres reflejo a tu vez de ese otro que en su mundo paralelo te mira a través de un espejo y te ve y piensa que tú eres su reflejo. A veces miras en la pantalla reflejos de otros pero esos no son a la vez. A la vez tu otro yo ve reflejos de ellos otros en su pantalla. Siempre da cero la suma pero cero no es nunca.

Sencillamente Platón

Imagen
            Platón, pedagogo de Sócrates. Platón dialogante. Platón aporético. Platón académico con un batallón de filósofos a su disposición. Platón amante de la sabiduría. Platón enemigo de los sofismas y de la religión. Platón aristócrata, Platón acaudalado, Platón esclavo liberado, Platón propietario a Academo del templo consagrado. Escritor Platón. Dramaturgo Platón, poeta Platón. Platón desengañado del concepto. Conceptual al cabo, acabado Platón. Platón, Platón. Pero Platón ágrafo profesor. Platón sabio. Platón más que la palabra Platón.

¡Oh campechano caimán!

Imagen
¿Te acuerdas, Juan Carlos, cuando lo de tu hermano? Tú apenas hablabas castellano y yo, bueno, yo no había nacido. Pero estábamos unidos ya, Juan Carlos, éramos una unidad de destino en lo universal ¿O no? Tú y yo, Juan Carlos, hemos vivido de todo. Entre los dos apuramos la precariedad y el lujo, el paro y el ocio, la crisis y la oportunidad. ¿Qué importa el reparto, somos pedazos de lo mismo. Y a lo mismo volveremos cuando los dos muramos. Yo aquí y tú allí, para estar bien repartidos. Al fin, ¿qué importa la vida, acaso no es un breve periodo que dona sentido a la eternidad? Ahora que difuminas tu figura para que te brille el rostro campechano en las monedas, ahora que ni huyes ni te exilias, sino que te vas, oh, taimado caimán, hay que quitarse el sombrero. Lo has vuelto a hacer, y ha costado: naciste en Italia y al África ofrecerás tu orto, oh, soberano, para ti un merecido nací en el Mediterráneo . Yo, mientras tanto, en España, manten

Cada noche Silvia Nieva

Imagen
Cada noche Silvia Nieva cambiaba el agua al bacalao. Y el bacalao perdió su sal y la del mar entero y el recuerdo de la sal y el del agua salada y el de la dulce y el agua ya era de grifo. Y el bacalao echó raíz en la nevera o tal vez era micelio, da igual, aquello era bacalao, no tenía que ocurrir. Pero ocurría y cada noche yo me daba cuenta de que era ella, Silvia, la que tenía razón. Y un día, al abrir la nevera, el bacalao voló.