lunes, 27 de abril de 2009

Siguen y seguirán.



Mientras un poeta habla

poéticamente

hay un montón de mentes escapando

como las cucarachas, como peces.

Hay un montón de ojos en silencio,

oídos en blanco.


Hay durante el parlamento

anfibios del lenguaje al descubierto.

Y entre los dientes de las sonrisas, preso,

hay desprecio.


Pero siguen y seguirán hablando

los poetas.


Y hablan y hablarán

poéticamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario