viernes, 6 de mayo de 2011

Cagüendiez.

Yo soy Dios y mi circunstancia.
(y si no la salvo a ella no me salvo yo)

3 comentarios:

  1. Condenados todos pues.

    ResponderEliminar
  2. De condenados nada, que esa es nuestra salvación.

    ResponderEliminar
  3. Siempre pensé que tenías algo de divino, pero quien iba a pensar esto.

    ResponderEliminar