viernes, 15 de febrero de 2008

Por ser justos

El 14 de febrero es San Valentín, de acuerdo,
pero el 15 de febrero es San Sigfrido,
así que a San Valentín,
más que el día de los putos enamorados,
habría que haberle llamado el preludio de Sigfrido.

3 comentarios:

  1. Giros inesperados y juegos de palabras,
    sensibilidad hiriente, angustia, desesperación,
    lo canallesco, lo irónico, lo grotesco,
    realidad y sueño
    se entremezclan en tus escritos (Son cosillas, Tréboles),
    que ávidamente sigo desde que una tarde de hastío,
    el vocablo “amor” me mostró este blog.

    Grosso error,
    no es amor la palabra que implícita o explícita
    se desliza entre tus pensamientos
    DESAMOR debiera en tu perfil leerse.
    O cuál sino la razón de semejante expresión,
    que gritas ebrio ¿por falta de amor?….

    Un maestro a quien evocas te diría….
    “Dices que tienes corazón, y sólo
    lo dices porque sientes sus latidos;
    eso no es corazón… es una máquina
    que al compás que se mueve hace ruido”.

    Yo, que no soy más que un/a aprendiz,
    me atrevería a decir:

    levanta la Cortina,
    que empieza la Función,
    y búscate un/una Tío/a
    que no sea del Montón,

    Pero conociéndote… arduo error habría cometido,
    y reniego de lo dicho.

    Tú perteneces a aquellos
    incapaces de dejar que el amor se materialice en otro ser humano,
    (quedan descartados, pues las anémonas,
    los diábolos , las campanas y los cilindros).

    Sigue, entonces, con tu música, tus escritos,
    que sé yo….
    pero, por compasión hacia el lector, imprímeles,
    cierta alegría,
    que llegue a su corazón.

    Oh no, he sido yo quien he cometido un grave error,
    “putos enamorados”, qué otra cosa podría significar que:
    DUEÑOS DEL INMENSO MUNDO,
    CAPACES DE REDUCIR A ÉSTE
    AL NOSOTROS DOS
    Me disculpo, pues, ante vos.

    PD. De las diábolas ya me encargo yo….y ya hablaremos de los matices que encierran las campanas, que me ha sorprendido que lo hayas omitido…., pues semejante omisión es explicable por parte del Estado, pero no en un práctico de la materia…

    ResponderEliminar
  2. Y al anónimu venecianu esti, ¿qué-y pasa? Suena rabiáu, o amargáu. ¿O ye amargada? Lo del DESAMOR así con mayúscules, ¿ye de verdá una cuestión de etiquetes, o será que va escocíu?

    Pa tou tien que haber xente. Hasta pa críticos...

    Pero buenu, lo que quería decir ye que a mí el blog esti préstame, y ye precisamente porque nun tien "compasión hacia el lector". Pa eso ya ta Walt Disney.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por leer con atención, anónimo, aunque el desamor es falta de amor, y no se echa en falta lo que no se ha tenido, así que cuanto más desamor, más amor. Indianu, un abrazo.

    ResponderEliminar