martes, 1 de abril de 2008

observo anonadado...



Observo anonadado al segundero.
Camina, luego el tiempo está pasando.
El tiempo es una sucesión de acontecimientos,
pero lo único que a mi alrededor acontece es su desvergonzado movimiento.


Dilapidando tiempo sin motivo.


-¡Detente! - Le grito, pero no me escucha.



Peor aún, el minutero lo secunda
en un inesperado motín de las agujas.

1 comentario: