lunes, 10 de marzo de 2008

Daños a terceros

Yo era uno, tú eras dos, y cuando él llegó
fui el tercero.

1 comentario: